57 CHANNELS (AND NOTHIN’ ON)

57 CHANNELS (AND NOTHIN’ ON)

I bought a bourgeois house in the Hollywood hills
With a truckload of hundred thousand dollar bills
Man came by to hook up my cable TV
We settled in for the night my baby and me
We switched ‘round and ‘round ‘til half-past dawn
There was fifty-seven channels and nothin’ on

Well now home entertainment was my baby’s wish
So I hopped into town for a satellite dish
I tied it to the top of my Japanese car
I came home and I pointed it out into the stars
A message came back from the great beyond
There’s fifty-seven channels and nothin’ on

Well we might’a made some friends
With some billionaires
We might’a got all nice and friendly
If we’d made it upstairs
All I got was a note that said “Bye-bye John
Our love is fifty-seven channels and nothin’ on”

So I bought a 44 magnum it was solid steel cast
And in the blessed name of Elvis well I just let it blast
‘Til my TV lay in pieces there at my feet
And they busted me for disturbin’ the almighty peace
Judge said “What you got in your defense son?”
“Fifty-seven channels and nothin’ on”
I can see by your eyes friend you’re just about gone

Fifty-seven channels and nothin’ on
Fifty-seven channels and nothin’ on

 

* Esta es sobre soledad, como puede haber tanto planeado pero sin ocurrir nada (16-11-1990, Los Ángeles, CA)

** Hay mucha violencia en América ahora, la sociedad se ha dividido, hace un mes pude echar un vistazo a Los Ángeles y miles de casas estaban ardiendo. Sin justicia económica no se puede esperar la paz, y de los políticos siempre oímos la misma historia (21-06-1992, Milán, Italia)

 

57 CANALES (Y NADA MÁS)

Compré una casa burguesa en la colina de Hollywood
Con un camión cargado de billetes de cien mil dólares
Un tipo vino a conectar mi TV por cable
Nos acomodamos por la noche, mi chica y yo
Cambiamos una y otra vez hasta después del alba
Había cincuenta y siete canales y nada más

El entretenimiento de casa eran los deseos de mi chica
Así que fui a la ciudad a por una parabólica
La até en la capota de mi coche japonés
Llegué a casa y lo apunté hacia las estrellas
Un mensaje retornó del espacio exterior
Hay cincuenta y siete canales y nada más

Podríamos habernos hecho amigos
De algunos millonarios
Podría haber sido cordial y bonito
De hacerlo en el piso
Cuanto encontré fue una nota que decía “Adiós John
Nuestro amor son cincuenta y siete canales y nada más”

Así que compré una Magnum 44, sólido acero fundido
Y en el bendito nombre de Elvis, le ordené abrir fuego
Hasta que mi TV cayó en pedazos a mis pies
Y me detuvieron por alterar la paz todopoderosa
El juez dijo: “¿Qué alegas en tu defensa, hijo?”
“Cincuenta y siete canales y nada más ”
Lo percibo en tus ojos, amigo, estás a punto de explotar

Cincuenta y siete canales y nada más
Cincuenta y siete canales y nada más

 

 

Escrita para el álbum Human Touch,  la canción fue grabada durante las sesiones en la primavera 1990 e invierno 1991, que tuvieron lugar  en A & M Studios y One On One Studios, Los Angeles, CA.

A finales de abril 1992 en Los Angeles, donde Bruce tenía su residencia por aquella época, un jurado encuentra a cuatro agentes de la policía de LA no culpable en la paliza al motorista negro Rodney King. Un veredicto que tardó un año en decidirse y creó una enorme tensión racial en la ciudad que se desató en múltiples actos de violencia y  disturbios que convitieron las calles en un hervidero y auténtico campo de batalla con el resultado de 38 muertos, más de 1.250 heridos y 200 millones de dólares en daños. El acto fue mostrado con frecuencia en las noticias y los manifestantes hicieron famoso el lema “Si no hay justicia, no hay paz!”. La grabación de los gritos de le gente se utilizó en la versión en directo y en algunas remezclas, para darle un toque político a la canción que en un principio podría ser de un mensaje un tanto pobre.

Springsteen utilizó la imagen de los canales de tv para dar a  entender que los bienes materiales y artículos de lujo no compran la felicidad. Surgió en un momento en que las compañías de cable estaban ofreciendo una selección interminable de canales. La canción termina con el narrador, “en el nombre bendito de Elvis”, el rodaje de la serie de televisión con una Magnum .44. Esta fue una referencia a leyendas sobre Presley disparando sus propios televisores cuando no estaba contento con lo que había en él. Adam Bernstein dirigió el vídeo musical de la canción que fue filmado en la primavera de 1992 en Los Angeles, e incluido en la video Antología / 1978-2000 DVD.

Ese verano los discos Human Touch y Lucky Town caían en las listas de éxitos y 57 Channels se publicó como single en junio,con la esperanza de recuperar un poco de brillo comercial. Alcanzando el puesto  68 en el Billboard Hot 100, el single hizo  poco para detener el descenso.

La canción fue lanzada en varios singles de ese año, y fue víctima de tres extraños remixes a cargo de  Steve Van Zandt.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *